25 feb. 2009

La crecida de lago Azuei causa 48 casos malaria en Jimaní

LAS AUTORIDADES TEMEN QUE HAYA MÁS CASOS SIN REPORTAR

JIMANI, provincia Independencia.-Los casos de malaria se han incrementado en este municipio en lo que va de año, donde las autoridades de salud reportaron 48 personas afectadas. Los especialistas atribuyen este brote a la cantidad de agua acumulada por la crecida del lago Azuei.

El director del hospital General Melenciano de aquí, Francisco Moquete, explicó que a diferencia de años anteriores los casos se han registrado en el casco urbano, pero el Centro de Enfermedades Tropicales mantiene un monitoreo en las áreas endémicas y otros puntos para evitar la propagación.

“Hemos tenido años que los casos no han superado los 40, por lo que entendemos que se trata de una situación que amerita atención y como tal lo estamos haciendo”, señaló.

Sectores afectados El director del hospital informó que los mayores casos se han presentado en los barrios La 50, El Cerro, aunque citó la comunidad Tierra Nueva, donde esta enfermedad es endémica. Precisó que para mantener un control y evitar brotes mayores, el Centro ejecuta operativos que incluyen entrega de medicamentos gratis a las familias visitadas, saneanmiento de las pequeñas lagunas con un producto para matar las larvas y fumigación casa por casa para eliminar los mosquitos adultos. También imparten charlas educativas a los residentes en el área para que utilicen mosquiteros y estén atentos a los síntomas.

Síntomas El doctor Moquete informó que las personas infectadas con malaria sienten dolores de cabeza, náuseas y fi ebres que no se ceden, por lo que exhortó a quienes sientan esos síntomas visitar el centro de salud más cercano. Explicó que la mayoría de los casos se ha presentado entre la segunda semana de enero y la tercera de febrero.

“El Centro de Enfermedades Tropicales ha enviado brigadas a distintos puntos para hacer una primera intervención en todo el municipio.

Ahora estamos trabajando casa por casa en los sectores donde se encontraron los casos”, dijo.

Moquete detalló que en el caso de Boca de Cachón y El Limón, ubicados en la periferia de Jimaní, un equipo de expertos del Centro de Enfermedades Tropicales inició el proceso de toma de muestras casa por casa, y les suministran medicamentos a los habitantes de allí, en vista de que la zona se encuentra anegada por el lago Enriquillo.

PÁNICO ENTRE LOS RESIDENTES DE JIMANÍ

Los habitantes de Jimaní tienen pánico por los casos de malaria que se han reportado, situación por la cual desde que sienten un pequeño dolor de cabeza corren al centro de salud a realizarse la prueba de esta enfermedad.

Aunque no se han reportado muertos, el señor Pascual Ramírez, destacó que sienten mucho temor porque en Jimanì están dadas las condiciones para que se presente una epidemia.

“Aquí las aguas nos han inundado. Ese lago Azuei se ha medito aquí y tras la inundación que ha generado en esta ciudad, han brotado en este pueblo muchos manantiales que han hecho pequeñas lagunas una a continuación de la otra”, explocó. Dijo esperar que las autoridades competentes resuelvan la situación de Jimaní, porque aparte de las enfermedades que traerá, amenaza con inundarse todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario